MI CARRITO (0) - $0.00

  • No tiene productos en su carrito de compras.
PRODUCTOS DESTACADOS
22
AGO

Fuentes de Mana - Excesos modernos 2

Joaquín nos cuenta del segundo fin de semana a puro Modern.
Como ya les conté anteriormente, los dos primeros torneos fueron en Montevideo, mi ciudad natal, la segunda parte de la aventura continuaría en Buenos Aires.

Ambos torneos se llevaron a cabo en el místico Club All Boys de Saavaedra, lugar en el cual ya es costumbre que se hagan varios PPTQs en un mismo finde. Este es un lugar al cual le tengo mucho cariño y aprecio ya que fue el primer lugar en el cual gané un PPTQ hace ya algunos años. Esta vez no fue similar, ya que no me fue para nada bien en los torneos, pero de todos modos fue un gran fin de semana. Me tocó a mí hospedar a varios de mis amigos de Uruguay y hacer las veces de anfitrión. 

No habían pasado dos horas de que mis amigos llegaran a casa y ya habíamos transformado una humilde y común vivienda en la típica casa de un jugador de Magic: cartas por todos lados, cajas de pizza arriba de cada superficie imaginable, camas a medio armar y aún más cartas desparramadas por todos lados. Nada mejor que eso.

El viernes nos dedicamos a tirar algunas manos con los decks que jugaríamos al otro día y a comer pizza. Yo estaba un poco saturado del Affinity y decidí cambiar por completo de estrategia. De hecho elegí una que nunca en la vida había jugado y a la cual en varias ocasiones le había escapado por considerarla aburrida o muy complicada de jugar sin testeo. El mazo en cuestión es UR Gifts Storm. El fin de semana anterior en Montevideo había notado que el mazo metió resultados bastante buenos en el primero de los torneos (los dos jugadores que lo jugaron lograron hacer top 8) e incluso yo me crucé a Damián Barreto en el top 8 y terminé ganando 2-1, pero con un poquito menos de suerte el resultado podría haber sido el contrario. 

Decidido a cambiar de mazo, al final del último torneo le pedí prestado el mazo a Damián y me dediqué durante la semana a leer todo el contenido posible que encontré en las redes sobre el mazo y a tirar manos en solitario para agarrarle la onda al mazo. Algo muy genial de mazos lineales y con casi nula interacción con el oponente como el Storm es que se puede aprender muchísimo del mismo tirando manos en solitario, ya que, a fin de cuentas, lo más difícil al principio es secuenciar bien los hechizos y saber cuándo poder empezar a combear para no quedarnos sin gas en el medio de la jodita; todo esto se puede aprender jugando en solitario. Incluso habiendo hecho todo esto durante la semana y habiendo leído unas 150 páginas de un foro en MTGSalvation, se me hizo altamente difícil de jugar el mazo. Si bien tenía claro en general cómo funcionaba el mazo y cuáles eran las cartas que podían tener mis oponentes para frenarme, a la hora de poner todo en práctica era mucho más complicado de lo que parecía.

Durante el torneo me crucé con un UW Control, match que supuestamente es muy simple, y lo perdí yo solo por mis errores a la hora de combear y a la hora de jugar alrededor de las cartas de mi oponente. Así mismo terminé empatando contra un Junk que me jugó hasta Nihil Spellbomb de main deck junto con varios descartes y Scavenging Ooze en los tres partidos. Esa ronda estoy seguro de que con un poco más de tiempo y viento en la camiseta lo podría haber ganado, pero lamentablemente no tenía la experiencia necesaria. La otra ronda fue contra mi amigo personal Mauro Acerenza, que me ganó 2-1 jugando Boros Burn en más que buena ley.

De este torneo en sí no amerita hacer un reporte, ya no me siento para nada seguro hablando del mazo por mi falta de conocimiento sobre el mismo. De lo que me gustaría hablar es de una máxima de Modern y que yo soberbiamente desestimé.
En Modern gana el que conoce mejor su mazo, por fuera y por dentro, y que sabe jugarlo contra la mayor cantidad posible de mazos.


Si bien quise jugar el UR Storm para cambiar un poco y jugar otra cosa, yo iba convencido de que me iba a ir bien habiendo simplemente leído un poco del mazo y tirado unas manos en solitario. La dura realidad es que me faltó una gran cantidad de conocimiento interno sobre el mazo y externo sobre cómo el mazo está parado en el metagame. 

A la hora de tomar una decisión sentía que me faltaba mucha información para poder tomarla sabiamente, mientras que eso con el Affinity o el Burn no suele pasarme, porque son los mazos que he jugado por años en distintos metagames y contra una gran cantidad de mazos y oponentes.

Cuando estén en la duda y tengan un torneo con un buen premio por delante, les recomiendo siempre inclinarse por el mazo que más conozcan y sepan jugar. De nada sirve intentar hacerse el lírico en un formato que premia tan fuertemente la constancia y la información como lo es Modern.

Hay formatos como Standard en los cuales tener el mejor mazo para el fin de semana puede ser la diferencia entre hacer top 8 o quedarse afuera, ya que hay menos variedad y se da un piedra-papel-tijera entre los mejores mazos del formato. En Modern, por el contrario, hay 50 arquetipos distintos y por ende no hay piedra-papel-tijera posible.

Volviendo al fin de semana en sí, el sábado pintaba amargo, fuimos cuatro uruguayos y los cuatro nos volvimos con la cabeza a gachas en la quinta ronda, habiendo quedados todos eliminados del top 8 antes de finalizadas las rondas suizas. Afortunadamente no pensábamos rendirnos y al otro día teníamos una nueva oportunidad. Nos tomamos un colectivo y un subte y nos sumergimos nuevamente en la guarida del Magic, nos resguardamos entre cartas, cartas y más cartas y nos pusimos a testear más. Esta vez volví a mi confiable y viejo affinity. Aun probando la configuración con la que había jugado el domingo anterior con Shrapnel Blasts, jugué varios partidos para tirar alguna que otra mano. Luego de algunos partidos llegó la noche, Javier me dijo “tengo ganas de probar el mirror” a lo que asentí y nos sentamos a jugar unas partidas de Affinity vs Affinity, yo con mi lista rarita y él con la lista más normal. Luego de 6 partidos, 4 sin sideboard y 2 con sideboard, había ganado la enorme cantidad de 0 chicos, charlamos un rato sobre las opciones y volví a la configuración más normal del mazo, convencido de que era lo correcto, no por haber perdido todos esos chicos sino por los argumentos planteados.

Al otro día volvimos al místico Club All Boys con sed de victoria. Habiendo arrancado 2-0 me crucé con Javier, quien consistentemente me volvió a pasar por arriba en dos asesinos juegos. Javier estaba imparable.

Sobre el torneo en sí, nuevamente me fue algo mal, pero esta vez no puedo culpar a mi falta de conocimiento del mazo. Terminé el torneo con un humilde 3-3, perdiendo 2 mirrors consecutivos contra la detestable Ghirapur Aether Grid (esta vez me tocó padecerla a mí) y una ronda contra  Mega Monsalve, que turno 2 me estaba pegando con 3 Prized Amalgam y 2  Narcomoeba. El segundo chico fue similar y no pude hacer mucho para frenar su horda de criaturas. 

Este reporte sería muy magro si me dedicara simplemente a escribir sobre mis partidos, ya que no me fue para nada bien en el fin de semana. Afortunadamente, tengo para hablar de uno de mis colegas que, por el contrario, ganó todos los partidos que jugó el domingo, era la primera vez que salía del país a jugar un torneo de Magic y el segundo torneo que jugaba en Argentina y para hacerlo más difícil, de un formato tan amplio como Modern y con un deck tan complejo  como Affinity. Luego de ganarme en ronda 3, siguió ganando ronda tras ronda tras ronda, hasta alguna que otra que podía empatar y finalmente se vio campeón del PPTQ del domingo, venciendo en la final 2-0 a Ale Violini. Siempre es bueno ver a alguien del país ganar un torneo copado y más aún ver que hay nuevos talentos en la vuelta jugando y ganando. En los últimos años el Magic en Uruguay se había estancado un poco, pero últimamente han comenzado a jugar una gran cantidad de jugadores nuevos y otros no tan nuevos pero que estaban alejados. Creo que esto es en parte gracias a que hay actualmente dos tiendas y eso incentiva al jugador a meterle más.

Con esto voy a concluir mi incursión en Modern por un tiempo y a meterle a Draft Hou-Hou-Amk y a Standard, ya que en unas semanitas se nos vienen los nacionales.