MI CARRITO (0) - $0.00

  • No tiene productos en su carrito de compras.
PRODUCTOS DESTACADOS
23
ENE

#Chetopics - Ban para todos y todas

Hubo nuevos baneos en Standard y Mati nos trae su análisis y opinión sobre ellos.
Nuevamente ha habido un intenso sacudón en Standard. Lejos quedaron esas épocas donde los jugadores del formato más competitivo del mundo podían conseguir sus cartas con absoluta tranquilidad y mufarse de formatos como Modern, donde los baneos estaban constantemente a la orden del día. Porque en t2 eso no ocurría, salvo muy contadas excepciones que se remontaban a la época del Caw Blade. 

Pero por estas épocas la cosa es muy distinta. Hace un par de años que Wizards le viene pifiando a trote y moche con el diseño de algunas cartas y eso lo ha llevado a tener que intervenir para salvaguardar la “salud” del formato. Arrancó hace unos años con el Smuggler Copter y el Reflector Mage, siguió con el Aetherworks Marvel, después el Felidar Guardian y hoy nos encontramos con cuatro cartas que no se podrán seguir utilizando. Hablamos de: Attune with Aether, Rogue Refiner, Rampaging Ferocidon y Ramunap Ruins.

Antes de hacer algún juicio de valor respecto a la elección de cartas para banear, me veo obligado a opinar respecto al tema en sí. Estoy absolutamente en contra de banear cartas en Standard, aunque el formato se haya vuelto predecible o aburrido. Si bien es cierto que Temur Energy tenía la mejor estrategia y era muy difícil de contrarrestar, se podía. O podías jugar el mazo y aprender a sobrellevar el mirror. Siempre hay opciones. Y banear me parece la salida más sencilla y más fácil para todos. ¿El mazo es bueno y gana? Pum. Afuera. Porque seamos sinceros, Temur era muy bueno, pero no era injusto. ¿Saben cuándo estuve de acuerdo? Cuando fue el ban del Felidar Guardian. Eso sí era injusto. Era turno 4 win y a partir de que el 4c tenía 5 tierras en juego, dejaba de jugarse un partido de Magic por miedo a perder contra combo. Y el Marvel lo podemos debatir un rato, porque sí, turno 4 Marvel + Ulamog era casi partido también. 

Pero más allá de esos dos momentos, jamás estuve de acuerdo. De hecho recuerdo Standards como el de Monoblue vs Monoblack, el del Collected Company, el de Rally the Ancestors, todos formatos que se habían vuelto predecibles y aburridos, pero aún así se jugaba igual. 

Dicho esto, si emito mi opinión en un mundo donde los baneos son inevitables, tengo que decir que están bien. ¿Por qué? Por lo siguiente


Banear esta carta significa darle un golpe durísimo a la base de maná de los mazos energy, reduciendo largamente sus posibilidades de jugar fluidamente los partidos. Quizas Temur pueda sobrevivir sin él, pero 4c ya es inviable. 


Sin lugar a dudas, el Rogue Refiner era el motor de estos mazos. Hace todo lo que un midrange quiere: pone un body interesante en mesa, nos da una carta y encima dos energías. Solamente los que hayan jugado mucho Temur saben el valor de esta carta. Y creanme, nada es igual sin ella.

Gracias al baneo de estas dos cartas, pudieron dejar con vida al Whirler Virtuoso, una de las criaturas más apuntadas por los jugadores debido a su potencial increíble contra cualquier estrategia agresiva. ¿Y por qué la dejaron? Yo creo que Wizards entendió que la carta le hace bien al formato en la medida que no se pueda abusar de ella. Y ahora, con las dos cartas anteriores baneadas, va a ser más difícil castear un Virtuoso turno 4 con 9 energías en la reserva. 

Pero la gran sorpresa la dieron con dos cartas que no eran de la estrategia de las energías. 


Ramunap Ruins es una tierra que estaba absolutamente fuera de control. Muchas veces el MonoRed solamente tenía que rushearte los primeros turnos hasta dejarte en un rango de 4 a 6 vidas. Con la Ruins en juego y uno o dos desiertos más, el mazo ya se aseguraba esos daños sin tener que lanzar ni un solo hechizo. Realmente, demasiada ventaja para un aggro. 


La carta que le ponía el broche de oro al Ramunap. Era increíble pensar que una sola carta contrarrestaba los efectos de otras que se jugaban en estrategias que eran muy favorables contra los mazos aggro. No solo que impedía recuperar vidas, sino que encima te clockeaba más rápido. Uno de los ejemplos más claros se daba con el God-Pharaoh’s Gift. El mazo probablemente lograba revivir el Angel of Invention turno 4 para pegar por 6 con lifelink. No hace falta ser muy inteligente para darse cuenta que ese bicho contra cualquier mazo aggro es partido. Pero no, porque existía el Ferocidon. Ya el ángel pegaba con 6 y no recuperaba vidas. Y si te pintaba poner dos tokens en juego, te comías dos daños adicionales. Terrible. 

Wizards entendió que al banear el core del Temur Energy, Ramunap Red iba a convertirse en el amo absoluto de Standard. Entonces decidió cortarle dos cartas que le daban la alevosía de su poder, sin dejarlo injugable. 

Lo más lamentable de todo esto, sin lugar a dudas, es la gente que invirtió buena cantidad de guita para jugar el mazo que le gusta y, por una decisión unánime e irrevocable de Wizards, termina no solo sin poder jugar ese deck, sino además con el impedimento de venderlo para jugar otra cosa, ya que las cartas perdieron mucho valor y además nadie quiere comprarlas.

Por esto también es que estoy en contra. Pero bueno, lamentablemente no hay mucho más para hacer que adaptarse y seguir adelante. 

La semana que viene les voy a contar un poco cómo cerré mi preparación para el Pro Tour y ya al regreso del mismo empezaremos a ver un poco de este nuevo Standard. ¿Quién será el nuevo rey del formato? ¿Es la hora de control? ¿Volverá con tutti GPG? ¿Podrá Temur sobrevivir pese a las dos cartas que le faltan? Muchas preguntas que serán respondidas en las próximas semanas.

¡Hasta la próxima!