MI CARRITO (0) - $0.00

  • No tiene productos en su carrito de compras.
PRODUCTOS DESTACADOS
31
ENE

#Chetopics - La hora de la verdad

Mati nos trae el resumen de su testeo de cara a su primer Pro Tour.
Y llegó el momento. Allá lejos quedó el RPTQ en Magic Online donde clasifiqué a mi primer Pro Tour comandando el Temur Energy de Brad Nelson. Tendria que haber jugado el anterior en USA, pero por temas personales decidí moverlo al siguiente. O sea, al que arranca el viernes.  Rivals of Ixalan. Bilbao. Modern.

Modern. Qué parto que fue meterme de lleno en un formato que evité jugar toda mi vida. Es muy complicado arrancar a jugar en un mundo absolutamente desconocido. Ustedes pensarán ¿pero qué diferencia hay con Standard cuando rotan dos expansiones? Y, claramente, la diferencia es que todos arrancamos juntos de cero. En Modern me tenía que cruzar con gente que jugaba el formato hace tiempo, con todo lo que eso implica: estrategia, conocimiento de cartas, sideboardeo, etc.  Pero bueno, me armé de coraje porque no me quedaba otra y empecé a darle sin asco.

Los primeros días
Al principio pensé en ir a lo seguro: jugar mazos con cartas que ya conocía o alguno que eventualmente había probado alguna vez y que no requiera demasiados skills. La primera respuesta fue GW Auras. Si bien por momentos anduvo aceptablemente bien, la cantidad de partidos que perdía solo era alarmante. Eso se sumaba a que tenía algunos matches prácticamente imposibles y que en ese momento estaban muy arriba en el meta, como Storm o Lantern Control.

Entonces decidí pasar a otro deck, uno que nunca había jugado, pero que conocía todas las cartas y tenía una estrategia básica y lineal: RG Ponza. Lo mismo: si bien tuve resultados variables, no me terminó de cerrar y también lo dejé de lado. 

Para este momento estaba en crisis. Miraba listas y no encontraba ninguna baraja que realmente me gustara. Fue entonces cuando Ioppolo ganó un PTQ en MOL piloteando un Dredge. Mi amigo Mauro Sasso (quien me ayudó muchísimo con la preparación para este torneo) al ver esto decidió armarlo y ambos tuvieron resultados muy positivos. Me pareció que era una posibilidad real, ya que el mazo era absolutamente proactivo y no requería demasiada interacción con el oponente, justo lo que yo quería. Pero cuando lo empecé a probar todo fue caos. Millones de mulligans, me comía muchísimo sideboard de mis oponentes y realmente por ese entonces no le podía ganar a nadie. Crisis.

Pasaron los días hasta que de repente apareció en Goldfish una lista de un mazo que me volvió loco y era bien mi estilo de juego: BG Midrange.


BG Midrange
Maindeck
4 Verdant Catacombs
1 Twilight Mire
2 Tireless Tracker
4 Thoughtseize
4 Tarmogoyf
4 Swamp
3 Scavenging Ooze
2 Overgrown Tomb
2 Maelstrom Pulse
1 Liliana, the Last Hope
4 Liliana of the Veil
1 Kalitas, Traitor of Ghet
4 Inquisition of Kozilek
3 Hissing Quagmire
2 Forest
4 Field of Ruin
4 Fatal Push
1 Dismember
4 Dark Confidant
4 Blooming Marsh
2 Abrupt Decay
Sideboard
1 Thrun, the Last Troll
2 Surgical Extraction
2 Nihil Spellbomb
1 Kalitas, Traitor of Ghet
1 Golgari Charm
4 Fulminator Mage
1 Damnation - Planar Chaos
1 Creeping Corrosion
2 Collective Brutality
Si bien esta no es exactamente la lista que estoy jugando (de hecho, es bastante distinta) sirve como base para entender de que se trata este deck. Sí, es un roca. Sí juega a lo old school de Modern. Pero entonces ¿por qué BG?



La primera y principal razón por la cual me gusta mucho más jugar este mazo por sobre Jund y Junk es la posibilidad de tener acceso a Field of Ruin. Esta tierra está atravesando un gran momento en Modern, ya que nos permite castigar duramente a muchos mazos que tienen bases de maná bastante complicadas, además de permitirnos fetchear a nosotros mismos. 

Otro de los motivos lógicos es su potencial frente a un matchup que siempre fue difícil para los roca: Tron. No voy a negar que sigue siendo malo, pero jugando 4 de estas hermosuras de main la cosa ha cambiado bastante.

 

El Scavenging Ooze es otra carta que me vuelve loco y es mucho más sencillo de explotar en BG. ¿Por qué? Porque tenemos más acceso al maná verde que en versiones de tres colores. Jugando este deck muchas veces tenemos la chance de bajar un Ooze y rápidamente limpiar dos o tres cartas del cementerio. Y creo que no hace falta mencionar la cantidad de mazos que hay en Modern en este momento que les molesta y mucho que le quiten cartas del sb, ¿no?




La última y menos importante de las razones, es el acceso a mayor cantidad de tierras básicas. Esto recae en:

Menos daños al fetchear, ya que no suele necesario buscar una shockland;
Mejor aprovechamiento de cartas como Path to Exile o Tectonic Edge de nuestros oponentes. Muchos mazos a la segunda o tercer búsqueda missean por no tener más básicas. Aquí eso raramente ocurre.

Los Matchups

UW Control
Es bastante favorable. Los descartes juegan un papel muy importante y el Dark Confidant brilla de sobremanera. La salida: Seize (para sacar el Path), Confidant, Lili, que es increíble contra ese mazo y el BG lo aprovecha a la perfección.

Tron
Es desfavorable, pero no tanto. Contamos con 8 descartes de maindeck para sacar las amenazas y 4 Field of Ruin para impedir que armen Tron. Además, post sb, los Fulminator Mage y los Surgical hacen un lío importante que le cuesta mucho sobrellevar.

Scapeshift
Similar a Tron. Lo que más complica es que no tenemos demasiadas herramientas para sacarnos de encima al Titan. O lo hacemos sacrificar con Liliana o el Pulse es nuestra única solución. 

Grixis Death’s Shadow
Parejísimo, con leve superioridad de GDS. Esto es en teoría, porque la verdad, en la práctica, le gané prácticamente a todos los que me crucé. Lo más duro para el deck es lidiar con los fattys, ya que solamente los podemos remover con el pulso o el Dismember. El Death’s Shadow es muy controlable.

Naya Burn
Depende la lista puede ser más complicado o no, pero en general es un partido bastante duro. Si el Burn sale con puro hechizos y nada de criaturas, el partido es tres veces más duro. Post SB la Collective Brutallity hace todo lo que queremos y la estrella de este MU es el Tarmogoyf, ya que suele tener un body fuera del alcance de los rayos (y le pone un clock interesante de vidas).

Humans
Depende mucho de la salida del Humans y depende muchísimo si sale con Vial o no. En el 1x1 el BG tiene mucho removal, pero ya bancarse dos criaturas por turno se hace muy tedioso. Post SB con las iras se hace más llevadero.

Storm
Storm es palo y palo. Es un match que ninguno de los dos quiere jugar, porque depende mucho de cómo se roba. El BG tiene que salir con descarte y Tarmo para poner la suficiente presión en mesa que no deje cómodo a Storm. Y Storm probablemente quede muy al topdeck gracias a los descartes, con lo cual el tope de la biblioteca juega un papel fundamental.

Affinity
Affinity es muy duro de maindeck, pero post sideboard tenemos varias cartas que hacen la diferencia y termina siendo un partido más que jugable y ganable.

Estos serían los principales mazos que hoy en día dan vueltas por Modern. 

Básicamente elegí este mazo porque me encanta jugar Midrange y siento que tiene posibilidades de ganar a cualquiera. Sé que muchos Pro se llenaron la boca diciendo que la estrategia ‘’Seize+Tarmo+Lili” está obsoleta en Modern, pero voy a darle una chance.

En limitado no hay mucho para decir. No soy muy fanático de los sets donde se draftea a tribales, porque lo suele hacer muy lineal y complicado de arreglar en el caso de leer mal una señal temprana.  Pero poco importa lo que opine porque es el formato que se va a draftear allá y tendré que hacerle frente.

Me matan los nervios, la intriga y la incertidumbre de cómo será pisar el Bilbao Exhibition Centre. Mauro me dijo ‘’es imposible de explicar, el Pro Tour se vive cuando estás allá’’. Y seguramente así sea. Ya estoy por España y voy a estar unos buenos días allá en Europa, así que probablemente nos veremos nuevamente a la vuelta.

Gracias a todos por su apoyo y sus palabras de aliento para este momento tan esperado por mi.

¡Abrazo gigante!