MI CARRITO (0) - $0.00

  • No tiene productos en su carrito de compras.
PRODUCTOS DESTACADOS
15
FEB

#Chetopics - La experiencia Pro Tour. Parte I

Mati nos trae la primera parte del reporte de su primer Pro Tour.
Increíble. Zarpado. Emocionante. No tengo suficientes calificativos para describir lo que es jugar un Pro Tour. Y encima, justo, un Pro Tour donde se hizo historia, y de la grande. Porque por primera vez en la historia un argentino juega la semi de un PT. Y por primera vez en la historia un argentino juega la final. Y sí, señores, por primera vez en la historia un argentino gana el Pro Tour. Luis Salvatto (¿quién más?) lo hizo. Y haber sido testigo de dicha hazaña le pone un condimento terrible a un torneo que, a nivel personal, ya no necesitaba nada más. Porque en serio, jugar un Pro Tour es una experiencia única. Nada se le parece. A lo sumo algún GP, pero ni siquiera. Así que esta nota se va a referir 100% a todo lo que viví ese fin de semana.

Jueves
Llegamos a Bilbao con mi mejor amiga y nos fuimos directo al venue para anotarme. El torneo se realizó en el Bilbao Exhibition Centre, un complejo gigante que queda a pocos metros de una estación del Metro. Y cerca de la entrada ya podías visualizar una gigantografía hermosa del Pro Tour. Y ya se te empezaban a erizar los pelos. Caminabas unos metros hasta el salón donde se realizaba el evento y, por dios: todas las mesas donde se iba a disputar el torneo, que la mesa de información, que la parte de los feature match… Todo lo que siempre había visto por Twitch de repente estaba ante mis ojos. Y al toque, los regalitos. Que tres boosters, que la mochilita, que folios, que la cantimplora… Wow. Y lo más lindo de todo: una tarjeta colgante que decía: “Matías Rodríguez. Competitor”. SÍ, señores, porque estaba compitiendo en el Pro Tour Rivals of Ixalan. Pero no había demasiado tiempo para distraerse, porque había que ir a descansar.

Viernes
Llegué (súper manijeado) alrededor de las 7:45. El venue abría a las 8. Y el torneo empezaba a las 9. Pero no quería perderme ni un segundo. Además tuve el tiempo de tomarme un cafecito, tranquilo, y prepararme para lo que estaba por empezar.

Luego de eso, sonaba por altoparlantes el mensaje de que debíamos ubicar nuestra Draft Table. Todo en unas hermosas pantallas con toda la información digital. Nada de papeles impresos, no, señor. Pantallas. LCD. Todo muy cheto.

Me fui a sentar a mi mesa correspondiente y me tocó una mesa de draft con Marcio Carvalho y Kentaro Yamamoto. Wow. Todo parecía tan irreal. Y empezó el draft. Rápidamente me metí en BR Piratas por un par de señales que vi. Y terminé con un hermoso mazo aggro con varios bichos de coste bajo y los mejores removals del formato.


Ronda 1 - Draft - UG Merfolks
Un mulligan a 5 on the play en el primer game me dificultó bastantes las chances en el partido, contra un rival que tenía un mazo solidísimo. Mismo mulligan en el game 2 no ayudó demasiado y terminé perdiendo sin jugar.
0-1

Ronda 2 - BW Vampires
Game 1, mull a 5 nuevamente, y ya empezaba a maldecir a mi mala suerte por tanta sal con un mazo que, con un poquito de viento a favor, era para 3-0. Perdí el primer game sin atenuantes. El segundo, mull a 6 OTP y nuevamente mucha bronca. Pero me calmé. Jugué el partido como se debe y lo terminé ganando para finalmente hacerme victorioso en el tercero y obtener mi primer victoria en Pro Tours. Ya me había sacado la presión.
1-1

Ronda 3 - UB Piratas/Ascend
Ambos partidos robé de una forma hermosa y me terminé llevando rápidamente el match 2-0.
2-1

Había arrancado el día uno con un resultado increíble para lo que esperaba. Y ahora empezaba la hora de la verdad, la hora de Modern.


Mati BG Pro Tour
Maindeck
4 Verdant Catacombs
1 Twilight Mire
2 Tireless Tracker
4 Thoughtseize
4 Tarmogoyf
4 Swamp
3 Scavenging Ooze
1 Overgrown Tomb
2 Maelstrom Pulse
1 Liliana, the Last Hope
4 Liliana of the Veil
4 Inquisition of Kozilek
3 Hissing Quagmire
2 Forest
4 Field of Ruin
4 Fatal Push
1 Dismember
4 Dark Confidant
2 Collective Brutality
4 Blooming Marsh
2 Abrupt Decay
Sideboard
2 Surgical Extraction
1 Choke
2 Grafdigger`s Cage
1 Night of Souls` Betrayal
1 Creeping Corrosion
1 Damnation - Planar Chaos
2 Flaying Tendrils
1 Golgari Charm
4 Fulminator Mage
Ronda 4 - BG Midrange (Mirror)
Mirror de BG Mid, wow. Impensado, realmente. El primero salí con mejores recursos que él y, después de un larguísimo partido, me terminé alzando con la victoria. El segundo, mi oponente me salió con cuádruple Lili of the Veil al hilo, lo cual hizo imposible poder pararme. Y el tercero, llegando a turnos, logré pararme en el momento indicado y terminé ganando el primer match de Modern.
3-1. WOWWWW

Ronda 5 - Naya Burn
Abro mi mano inicial: Seize, Seize, Seize, Confi, Lili, dos tierras. Una fiesta de mano. Una fiesta que terminó en velorio al verle la mano y descubrir que era BURN. No tuve ninguna chance en ese primer game. Y el segundo, luego de un mull a 6, no fue muy distinto. Sin robar ni un Ooze ni un Defiance terminé sin poder hacer demasiado en el match.
3-2

Ronda 6 - Affinity
Mi oponente se va a 5 en el primero, con lo cual obtuve mi victoria fácilmente. En el segundo, descubro que es una versión distinta a lo habitual, cuando me juega las tijeras que transforman un artefacto en una 5/5. Y encantando una Darksteel Citadel se me hacía prácticamente imposible lidiar con eso, con lo cual, perdí sin miramientos. En el tercero, logré tener siempre las respuestas necesarias y terminé ganando tranquilo.
4-2. DÍA DOS. ¡En ronda 6! ¿Estaba soñando? No, era real.

Ronda 7 - GW Taxes
Mi oponente me casteó un Ooze en turno 2. Nunca robé ni un removal. Y el Ooze solo terminó ganando el partido. Partido que, en los papeles, es muy accesible para mi mazo. El segundo fue bastante complicado luego de un mull a 5, con lo cual terminé cayendo sin miramientos: 0-2.
4-3

Ronda 8 - Bant Company
En el primero pasó exactamente lo mismo que la ronda pasada: un Ooze que no pude destruir nunca terminó por ganar el game solito. Y en el segundo no robé el side, y dos Collective Company al hilo me terminaron sacando fácilmente.
4-4

Si antes del torneo me decían que iba a hacer 4-4 y día dos, no digo que lo firmaba, pero casi. Quizás por cómo se dió el torneo me quedé con gusto a poco, pero la realidad es que era mi primer Pro Tour y estaba bastante bien. 

Solo restaba hacer un día dos más que digno para llegar, aunque sea, a cashear.

Pero eso quedará para una próxima nota, donde contaré como fue mi día dos y la consagración de Luisuli.

¡Hasta la semana que viene!